Tu Salud

Uncoartrosis cervical: qué es, principales síntomas y tratamiento

La uncoartrosis es una condición que resulta de los cambios causados ​​por la osteoartritis en la columna cervical, en la cual los discos intervertebrales pierden su elasticidad debido a la pérdida de agua y nutrientes, volviéndose cada vez más delgados y menos resistentes a los movimientos, lo que facilita su rotura.

Estos cambios que surgen en los discos intervertebrales, provocan reacciones óseas en las vértebras adyacentes, dando lugar a la formación de picos de loro, que es una especie de defensa del organismo que hace crecer el hueso para fortalecer la columna vertebral.

Este hueso «adicional» tiende a fusionar las vértebras, ejerciendo presión sobre regiones delicadas de la columna, como la médula espinal y los nervios, lo que provoca hipertrofia de los ligamentos y otras articulaciones de la columna.

cuales son los sintomas

Los síntomas más comunes que pueden manifestarse en personas con uncoartrosis cervical son dolor, hormigueo en los brazos, debilidad muscular y temblores, y dificultad para mover el cuello, debido a la pérdida del rango de movimiento articular en la región cervical.

Posibles Causas

Las causas que pueden estar en el origen de la uncoartrosis cervical son factores genéticos y hereditarios, aparición de lesiones en la región, uso de cigarrillos, edad avanzada, tener alguna ocupación o Hobby que implica movimientos repetitivos o trabajo pesado, o llevar un peso excesivo, lo que puede ejercer una presión adicional sobre la columna vertebral, lo que resulta en un desgaste prematuro.

¿En qué consiste el diagnóstico?

Para diagnosticar la enfermedad, el médico puede realizar un examen físico y hacerle algunas preguntas a la persona para comprender de qué signos y síntomas se queja.

READ  ¿La hernia discal es curable?

Además, también se puede recurrir a pruebas como la radiografía, la tomografía computarizada, la resonancia magnética o el electromiograma, por ejemplo.

¿Cómo se hace el tratamiento?

Generalmente, el tratamiento se realiza con medicamentos analgésicos, antiinflamatorios y relajantes musculares, pudiendo complementarse también con suplementos de sulfato de glucosamina y sulfato de condroitina, que ayudarán a fortalecer las articulaciones. Aprenda cómo funcionan la glucosamina y la condroitina y cómo tomarlas.

Además, la persona debe descansar el mayor tiempo posible y el médico también puede recomendar sesiones de osteopatía o fisioterapia. Además, la práctica de ejercicio físico moderado también puede ser bastante beneficiosa, siempre que se realice bajo la guía de un profesional cualificado, como fisioterapeuta, profesor de educación física, fisiatra.

En casos más severos, donde hay compresión en la médula espinal o en las raíces nerviosas, el médico puede recomendar una cirugía para liberar estas estructuras nerviosas y estabilizar la columna.

Deja un comentario

Higiene – Tu Salud

Aquí separamos algunos artículos que tratan situaciones comunes del día a día, que involucran la higiene del bebé y los niños. Aquí encontrarás todo sobre