Tu Salud

8 maneras de ayudar a su hijo a superar la timidez

Es normal que los niños sean más tímidos cuando se enfrentan a situaciones nuevas y, sobre todo, cuando están con personas que no conocen. A pesar de esto, no todos los niños tímidos serán adultos tímidos.

Lo que los padres pueden hacer para ayudar a su hijo a superar la timidez es adoptar algunas estrategias simples que pueden lograr buenos resultados, tales como:

1. Reconocer el entorno

Llevar al niño a conocer la escuela a la que asistirá antes de que comiencen las clases puede ayudar a reducir la ansiedad, haciendo que el niño se sienta más seguro y tenga el coraje de hablar con sus amigos. Una buena idea es inscribir al niño en la misma escuela que alguien de su agrado, como un vecino o familiar, por ejemplo.

2. Hablar mirando a los ojos

Los ojos en los ojos muestran confianza y cuando los padres hablan con sus hijos, siempre mirándolos a los ojos, los niños tienden a repetir este comportamiento con los demás.

3. Ten paciencia

No solo porque el niño sea tímido será un adulto tímido, lo que se ha observado a lo largo de los años es que los niños tímidos, cuando llegan a la adolescencia y juventud, tienden a soltarse más.

4. No sigas diciendo que el niño es tímido delante de ella

Cuando los padres tienen esta actitud, el niño puede pensar que algo anda mal con ellos y luego retraerse más.

5. Refuerzo positivo

Siempre que el niño esté más relajado y menos tímido, valora su esfuerzo y regálale una sonrisa, un abrazo o di algo como ‘bien hecho’.

6. No expongas al niño a situaciones que no le gustan

Obligar al niño a tener que bailar en la escuela, por ejemplo, puede aumentar la ansiedad que siente e incluso puede comenzar a llorar de vergüenza y sentirse amenazado.

READ  Coprocultura: qué es, para qué sirve y cómo se hace

7. Evite meterse con ella o siempre molestarla

Situaciones como esta pueden hacer que el niño se enoje y cada vez que esta situación se repita, el niño se volverá cada vez más introvertido.

8. Evita hablar por el niño

Los padres deben evitar responder por los niños porque con este comportamiento no se les anima a superar sus miedos y aflicciones y ganar el coraje de hablar.

La timidez no debe ser vista como un defecto, sin embargo, cuando comienza a perjudicar la vida del niño o adolescente, la consulta con un psicólogo puede ser útil porque este profesional tiene el conocimiento de técnicas específicas que pueden ayudar a superar esta dificultad. mejorando su calidad de vida.

Algunas señales de que puede ser hora de ver a un psicólogo son cuando el niño está constantemente solo o no tiene amigos y siempre está muy triste. Una buena conversación relajada puede ayudar a aclarar si el niño realmente necesita ayuda profesional o si simplemente está pasando por una fase en la que es más reservado.

Deja un comentario

Fexofenadina – Tu Salud

La fexofenadina es un medicamento antihistamínico que se usa para tratar la rinitis alérgica y otras alergias. El fármaco puede venderse comercialmente con los nombres