Tu Salud

Sonda nasogástrica: qué es, para qué sirve y cómo alimentarla

La sonda nasogástrica es un tubo delgado y flexible, que se coloca en el hospital desde la nariz hasta el estómago, y que permite mantener la alimentación y administración de medicamentos en personas que no pueden tragar o comer normalmente, debido a algún tipo de cirugía en el región de la boca y la garganta, o debido a enfermedades degenerativas.

La alimentación a través de la sonda es un proceso relativamente sencillo, sin embargo, es importante tener algunos cuidados para evitar que la sonda se salga de su lugar y que la comida llegue a los pulmones, lo que puede causar neumonía, por ejemplo.

Idealmente, la técnica de alimentación por sonda siempre debe ser entrenada por el cuidador en el hospital, con la ayuda y orientación de una enfermera, antes de que la persona se vaya a casa. En los casos en que la persona con la sonda sea autónoma, la tarea de alimentación la puede realizar la propia persona.

6 pasos para alimentar a una persona con un tubo

Antes de iniciar la técnica de alimentación por sonda nasogástrica, es importante sentar a la persona o levantarle la espalda con una almohada, para evitar que la comida regrese a la boca o sea aspirada a los pulmones. Luego sigue el paso a paso:

1. Coloque un paño debajo de la sonda nasogástrica para proteger la cama o la persona de los restos de comida que puedan caerse de la jeringa.

Paso 1

Paso 1

dos. Dobla la punta de la sonda nasogástrica apretándola bien para que no entre aire en la sonda, como se muestra en la imagen, y retira el tapón colocándolo sobre el paño.

paso 2

paso 2

3. Inserte la punta de la jeringa de 100 ml en la abertura del tubo, despliegue el tubo y tire del émbolo para aspirar el líquido que se encuentra dentro del estómago.

READ  Cómo tomar la píldora Yaz y sus efectos secundarios

Si se puede aspirar más de la mitad de la cantidad de líquido de la comida anterior (unos 100 ml), se recomienda alimentar a la persona más tarde, cuando el contenido sea inferior a 50 ml, por ejemplo. El contenido aspirado siempre debe devolverse al estómago.

paso 3

paso 3

4. Vuelva a doblar la punta de la sonda nasogástrica y apriétela bien para que no entre aire en la sonda cuando retire la jeringa. Vuelva a colocar la tapa antes de desplegar la sonda.

paso 4

paso 4

5. Llene la jeringa con el alimento triturado y colado, y vuelva a colocarla en la sonda, doblando el tubo antes de quitar la tapa. La comida no debe estar demasiado caliente ni demasiado fría, ya que puede provocar un choque térmico o quemaduras al llegar al estómago. Los medicamentos también se pueden diluir con alimentos, lo que permite triturar las tabletas.

Paso 5 y 6

Paso 5 y 6

6. Vuelva a desplegar el tubo y presione lentamente el émbolo de la jeringa, vaciando los 100 ml en unos 3 minutos, para evitar que los alimentos entren demasiado rápido en el estómago. Repita este paso hasta que haya terminado de alimentar toda la comida, doblando y tapando la sonda con la tapa cada vez que retire la jeringa.

Después de alimentar a la persona

Después de alimentar a la persona

Después de alimentar a la persona, es importante lavar la jeringa y poner al menos 30 ml de agua en el tubo para lavar el tubo y evitar que se obstruya. No obstante, si aún no ha dado agua por la sonda, puede lavar la sonda con unos 70 ml para evitar la deshidratación.

READ  Sobrecrecimiento bacteriano (SIBO): qué es, síntomas y tratamiento

Además de la comida, es muy importante recordar ofrecer de 4 a 6 vasos de agua al día a través de la sonda, o siempre que la persona tenga sed.

Material necesario para alimentación por sonda

Para alimentar adecuadamente a una persona con sonda nasogástrica, es importante contar con el siguiente material:

  • 1 jeringa de 100 ml (jeringa de alimentación);
  • 1 vaso de agua;
  • 1 paño (opcional).

La jeringa de alimentación debe lavarse después de cada uso y reemplazarse al menos cada 2 semanas por una nueva comprada en la farmacia.

Además, para evitar que el tubo se obstruya y sea necesario reemplazarlo, solo se deben usar alimentos líquidos, como sopa o vitaminas, por ejemplo.

Cuidados después de la alimentación por sonda

Después de alimentar a la persona con sonda nasogástrica, es importante mantenerla sentada o con la espalda levantada durante al menos 30 minutos para facilitar la digestión y evitar el riesgo de vómitos. Sin embargo, si no es posible mantener a la persona sentada mucho tiempo, se debe girar hacia el lado derecho para respetar la anatomía del estómago y evitar el reflujo de alimentos.

Además, es importante dar agua a través de la sonda regularmente y mantener la higiene bucal del paciente porque, aunque no se alimente por la boca, se siguen desarrollando bacterias que pueden provocar caries o aftas, por ejemplo. He aquí una técnica sencilla para cepillar los dientes de una persona que está postrada en cama.

Cómo preparar alimentos para usar en el tubo.

La alimentación por sonda nasogástrica, llamada dieta enteral, se puede realizar con casi cualquier tipo de alimento, sin embargo, es importante que los alimentos estén bien cocidos, triturados en una licuadora y luego colados para eliminar los trozos de fibra que puedan terminar obstruyendo la sonda. Además, los jugos deben hacerse en la centrífuga.

READ  Cómo calcular el período fértil del ciclo irregular

Dado que gran parte de la fibra se extrae de los alimentos, es común que el médico recomiende el uso de algún suplemento nutricional, que se puede agregar y diluir en la preparación final de la comida.

También existen platos preparados para colocar directamente en el tubo, como Fresubin, Cubitan, Nutrirink, Nutren o Diason, por ejemplo, que se compran en farmacias en forma de polvo para diluir en agua.

Ejemplo de menú de alimentación por sonda

Este menú de muestra es una opción de comida de un día para una persona que necesita ser alimentada a través de una sonda nasogástrica.

  • Desayuno – Papilla líquida de harina de maíz.
  • graduación – Vitamina de fresa.
  • Almuerzo – Sopa de zanahoria, patata, calabaza y pavo. Jugo de naranja.
  • Merienda – Vitamina del aguacate.
  • Cena – Sopa de coliflor con pollo molido y pasta. Jugo de acerola.
  • cena – Yogur liquido.

Además, es importante darle agua al paciente a través de la sonda, alrededor de 1,5 a 2 litros a lo largo del día y no usar el agua solo para lavar la sonda.

Cuándo cambiar la sonda o ir al hospital

La mayoría de las sondas nasogástricas son muy resistentes y, por lo tanto, pueden permanecer colocadas alrededor de 6 semanas seguidas o según las indicaciones del médico.

Además, es importante cambiar la sonda y acudir al hospital siempre que la sonda salga del lugar y esté obstruida.

Deja un comentario

Yohimbina (Yomax) – Tu Salud

El clorhidrato de yohimbina es un fármaco que se utiliza para aumentar la concentración de sangre en la región íntima masculina y, por tanto, es

Alimentos ricos en vitamina B1

Los alimentos ricos en vitamina B1, tiamina, como los copos de avena, las semillas de girasol o la levadura de cerveza, por ejemplo, ayudan a

Ungüento de Caléndula – Tu Salud

La pomada de caléndula es un producto natural que se utiliza para tratar quemaduras de primer grado, quemaduras solares, heridas, picaduras de insectos e incluso

Mancha uterina: 6 causas principales

Las manchas en el útero pueden tener varios significados, pero generalmente no son graves ni significan cáncer, pero se necesita tratamiento para evitar que la