Tu Salud

Jet Lag: qué es, principales síntomas y cómo evitarlo

El jet lag es una situación que se produce cuando se produce una desregulación entre los ritmos biológicos y ambientales, muchas veces percibida tras un viaje a un lugar que tiene un huso horario diferente al habitual. Esto hace que el cuerpo necesite tiempo para adaptarse y se dañe el sueño y el descanso de la persona.

En caso de que el jet lag se deba a viajes, los síntomas aparecen en los primeros 2 días de viaje y se caracterizan por cansancio, problemas para dormir, falta de memoria y concentración. Sin embargo, estos síntomas también pueden aparecer en madres de recién nacidos, cuando el niño está enfermo y no duerme en toda la noche, y también en estudiantes que pasan la noche despiertos estudiando de madrugada, ya que esto provoca una desregulación entre los ritmos de la persona y el el entorno.

síntomas principales

Cada persona responde de forma diferente a los cambios de ciclo y, por tanto, algunos síntomas pueden ser más o menos intensos o estar presentes en unos y ausentes en otros. En general, algunos de los principales síntomas causados ​​por el jet lag incluyen:

  • cansancio excesivo;
  • Problemas para dormir;
  • Dificultad para concentrarse;
  • Pequeñas fugas de memoria;
  • Dolor de cabeza;
  • Náuseas y vómitos;
  • problemas gastrointestinales;
  • Disminución del estado de alerta;
  • Dolor en el cuerpo;
  • Variación del estado de ánimo.

El fenómeno Jet Lag ocurre porque hay un cambio en el ciclo de 24 horas del cuerpo debido a cambios repentinos, notándose con mayor frecuencia cuando se va de un lugar a otro en un momento diferente. Lo que pasa es que aunque el horario es diferente, el organismo asume que está en casa, trabajando con el horario habitual. Estos cambios alteran las horas de vigilia o de sueño, provocando alteraciones en el metabolismo de todo el organismo y provocando la aparición de los síntomas típicos del Jet Lag.

READ  Coccidioidomicosis: qué es, síntomas y tratamiento

Cómo evitar el desfase horario

Como el jet lag es más común cuando se viaja, existen formas de prevenir o evitar que los síntomas estén demasiado presentes. Para ello, se recomienda:

  1. Ajuste el reloj a la hora local, para que la mente se acostumbre al nuevo horario esperado;
  2. Duerma lo suficiente y descanse el primer día, especialmente en la primera noche después de la llegada. Tomar 1 comprimido de melatonina antes de acostarse puede ser de gran ayuda, ya que esta hormona tiene la función de regular el ciclo circadiano y se produce durante la noche con el objetivo de estimular el sueño;
  3. Evita dormir profundamente durante el vuelodando preferencia a las siestas, ya que es posible dormir a la hora de acostarse;
  4. Evite tomar pastillas para dormir, ya que pueden interrumpir aún más el ciclo. En este caso, lo más recomendable es tomar infusiones que promuevan la sensación de relajación;
  5. Respetar la hora del país de destino, seguir los horarios de las comidas y acostarse y levantarse, ya que obliga al organismo a adaptarse más rápidamente al nuevo ciclo;
  6. Tomar el sol y caminar al aire libre, porque tomar el sol estimula la producción de vitamina D y ayuda al cuerpo a adaptarse mejor al nuevo horario establecido.

Además, como forma de combatir el jet lag, se recomienda dormir bien, lo cual es difícil en esta situación ya que el cuerpo está acostumbrado a un horario completamente diferente. Mire el video a continuación para obtener algunos consejos para dormir bien por la noche:

Deja un comentario

Loperamida (Imosec) – Tu Salud

La loperamida es un medicamento antidiarreico que ayuda a disminuir el tránsito intestinal, reduciendo la aparición de diarreas agudas o crónicas. La loperamida se puede

Beneficios de estirar y calentar

El calentamiento y los estiramientos tienen numerosos beneficios, como una mejor postura, mayor flexibilidad, mejor rendimiento en los deportes, alivio del dolor en algunas enfermedades

Glicerina (Glicerina) – Tu Salud

La glicerina es un remedio laxante que funciona aumentando las deposiciones peristálticas y extrayendo agua hacia las heces, lubricándolas y ablandándolas. La glicerina se puede